Propiedades medicinales y beneficios de la mandarina

La mandarina, cuyo nombre científico es Citrus Tangerina, es una de las frutas cítricas más deliciosas y con mayor contenido de vitamina C. Pero sus beneficios no quedan allí. Descubre los beneficios de esta maravillosa fruta para la salud.

Este fruto, de color naranja brillante, es muy parecido a la naranja en apariencia, aunque su piel es fácil de pelar. La mandarina es originaria de China y Japón pero sus plantas fueron llevadas a Europa y luego a Estados Unidos. Hoy en día, es una fruta ampliamente conocida y consumida alrededor del mundo.

La mandarina: una fruta deliciosa y con grandes beneficios

En la medicina china se han añadido varios términos para referirse a la mandarina, su piel y semillas. Por ejemplo, “ju él” se refiere a las semillas de mandarina, “chen pi” es la cáscara seca y madura de una mandarina y “qing pi” hace referencia a la cáscara de mandarina no madurada.

La mandarina

Aunque la fruta como tal tiene muchas propiedades excelentes para la salud, la cáscara de esta asombrosa fruta no se queda atrás. De hecho, la cáscara contiene mayor cantidad de antioxidantes y flavonoides, sustancias éstas que han demostrado ser eficaces para prevenir el cáncer y para mejorar la absorción de vitamina C en el cuerpo. Por su parte, el aceite esencial de mandarina también aporta grandes beneficios para la salud.

A continuación, resumimos algunas de las propiedades que se destacan de esta fruta cítrica.

Colabora en los procesos digestivos

Ciertas pruebas demuestran que los suplementos nutricionales a base de mandarina actúan sobre la conocida bacteria Helicobacter Pylori. Esta bacteria está relacionada con la aparición de úlceras gástricas y aunque es tratada con antibióticos, el consumo de estos suplementos podría colaborar con el tratamiento.

Combate la arterosclerosis

Según estudios realizados, la parte blanca de la cáscara de mandarina, contiene un compuesto llamado nobiletina, el cual ayuda a combatir la acumulación de colesterol en las arterias, e incluso la obesidad.

Favorece la nivelación de la insulina

Actualmente se realizan estudios que relacionan algunos componentes presentes en esta fruta con la regulación de los niveles de insulina. Aunque estos estudios aun no son determinantes, preliminarmente se dio a conocer que esta fruta pudiera colaborar con el control de la diabetes y la obesidad.

Previene el cáncer

La mandarina contiene ciertas sustancias denominadas salvestroles. Un estudio británico realizado en el 2007, demostró que este compuesto puede hacer que las células cancerígenas se ataquen ellas mismas. Aunque, por los momentos, no se han realizado pruebas en personas, estos resultados son alentadores e indican que los pacientes con cáncer pudieran beneficiarse de tomar suplementos a base de mandarina.

Aceite esencial de mandarina

Como ya mencionamos, el aceite esencial de mandarina también tiene muchos beneficios. Dicho aceite tiene propiedades anti fúngicas y antisépticas. Por ello, este aceite puede ser utilizado para tratar heridas, infecciones en la piel, acné y estrías.

Este aceite esencial también puede ingerirse para tratar problemas digestivos, ya que actúa sobre las bacterias que dañan nuestro estómago.

El olor de este aceite también es muy agradable, de hecho, muchos creen que puede ser utilizado como relajante y sedante.