Poses de yoga que te pueden ayudar a reducir la grasa del vientre

En oportunidades, nos cuesta deshacernos de la grasa en la zona abdominal, reducir la grasa del vientre, se puede convertir en todo un reto y la grasa se va acumulando en esta zona, volviéndose un verdadero problema estético y para la salud, pues la grasa acumulada en esta zona puede vinculare con la diabetes, cáncer y enfermedades del corazón.

Existen posiciones de yoga que te pueden ayudar a reducir la grasa del vientre, aunque hay muchos ejercicios que te pueden ayudar a lograrlo, el yoga resulta ser muy eficaz, siempre y cuando lo acompañes con una adecuada alimentación.

Reducir la grasa del vientre con poses de yoga

Las poses de yoga te pueden ayudar a reducir la grasa del vientre de manera eficaz, estas posturas pueden ser practicadas por cualquier persona sana.

Reducir la grasa del vientre

A continuación te mencionaremos algunas posturas de yoga, con las que podrás reducir la grasa del vientre:

Postura de cobra:

  • Recostada sobre el estómago, estira las piernas y coloca las palmas debajo de cada hombro.
  • Toca el suelo con los dedos de los pies.
  • Inhala lentamente mientras levantas el pecho, doblando hacia atrás hasta donde te sea posible.
  • Mantén esta postura durante 15 a 30 segundos.
  • Exhala lentamente y vuelve a la posición inicial.
  • Repite esta postura unas 5 veces,descansando unos 15 segundos entre cada vez.
  • Esta postura no es aconsejable realizar, si sufres de úlcera, hernia, lesión en la espalda o estás embarazada.

Postura de arco:

  • Acostada boca arriba en el piso, con las piernas estiradas y los brazos a cada lado del cuerpo.
  • Comienza a doblar las rodillas y lleva los brazos hacia atrás hasta los tobillos o pies.
  • Levanta la cabeza mientras inhalas y empiezas a doblarla hacia atrás mientras tratas de levantar las piernas tan altas como puedas.
  • Mantén esta postura por 15 o 30 segundos, mientras respiras normalmente.
  • Vuelve a la posición inicial, mientras exhalas y estiras las piernas y brazos.
  • Repite esta postura unas 5 veces, descansando unos 15 segundos entre cada vez.

Postura del bote:

  • Acostada boca arriba con las piernas extendidas y juntas y con los brazos a su lado.
  • Manteniendo siempre las piernas sin flexionar, levanta las piernas mientras Inhalas.
  • Estira los pies y los dedos de los pies y trata de subir las piernas tanto como puedas.
  • Mientras mantengas esta postura, debes mantener los brazos rectos y levantarlos lentamente mientras intentas tocar los dedos de tus pies, creando un ángulo de 45 grados.
  • Mantén esta postura durante 5 segundos y repita unas cinco veces, haciendo descansos de 15 segundos entre cada una.

Postura junta:

  • Acostada boca abajo, empieza con las manos y las rodillas alineadas con tus hombros y caderas.
  • Mantén una postura firme con manos y pies usándolos como soporte, cuida que los pies hagan soporte con los dedos apoyados en el suelo.
  • Inhala, mientras miras justo por delante de las palmas para conseguir que el cuello y la columna estén alineados, mientras realizas este ejercicio contrae los músculos abdominales.
  • Con esta postura tu cuerpo debe formar una línea recta.
  • Trata de mantener esta postura durante unos 15 o 30 segundos, pero si deseas mejores resultados, trata de mantenerla tanto tiempo te sea posible.
  • Vuelve a la posición de descanso mientras exhalas, apoyando tus rodillas en el suelo, trata de volver a la posición original lentamente.
  • Repetir esta postura cinco veces y descansa durante unos 15 segundos entre cada una de las repeticiones
  • Esta postura no es recomendable para las personas que sufren de presión arterial alta o tienen alguna lesión en los hombros o espalda.