La leche animal podría ser el principal causante de cáncer de mama

Desde pequeños consumimos este alimento. Está tan arraigado en la cultura occidental que forma parte de muchas comidas, desde postres hasta salsas y platos principales. Pero un estudio reciente pudiera indicar que este alimento tan consumido, pudiera ser el principal causante de cáncer de mama en la cultura occidental. Si quieres saber de qué alimento hablamos no puedes dejar de leer esto.

Estamos hablando de la leche de vaca o la de cualquier animal. Sí, ciertos estudios evidencian que este alimento tan versátil, puede aumentar en un gran grado la posibilidad de sufrir cáncer de mama. Aunque es cierto que el factor genético juega un papel importante, esta investigación apunta a que el consumo de este alimento aumenta el riesgo de padecer cáncer de seno, dependiendo de la frecuencia, cantidad y calidad de su consumo.

Cáncer de mama: el consumo de leche animal podría ser su principal causante

El día de hoy te comentaremos todo lo que este estudio reveló acerca de la relación del consumo de leche con el cáncer de mama.

cáncer de mama

El estudio en cuestión fue realizado por la Universidad de Bergen, en Noruega. Esta investigación pudo relacionar el consumo de leche con la aparición de linfomas, específicamente linfomas en el seno. Según los datos arrojados por este estudio, aquellas mujeres que consumían tres o más vasos de leches diarios, tenían un riesgo 3.4 veces mayor de padecer cáncer de mama. Esto convertiría a la leche animal en la principal causante de esta enfermedad.

El estudio realizó el seguimiento de consumo lácteo de 16.000 pacientes durante un año y medio, a la vez que realizó investigación científica acerca de los países con mayor consumo de leche de vaca en el mundo.

La investigación mostró que los países con mayor incidencia de cáncer de seno son Finlandia, Suecia, Gran Bretaña, Canadá y Estados Unidos; estos países son precisamente aquellos que tienen el consumo de leche animal más elevado. Por otro lado, el cáncer de mama está casi ausente en aquellos países donde la leche de origen animal no forma parte de la dieta, en especial en los países orientales.

Lo más probable es que no sea la leche en sí la causante de la enfermedad. Más bien, se piensa que se debe a los aditivos con los que está enriquecida la leche. Por ejemplo, se ha demostrado que muchos aditivos de engorde y hormonas de crecimiento administradas al ganado, pueden estar presentes en la leche.

Otro factor importante que destacaron los científicos Noruegos, es que quienes consumían más leche también estaban consumiendo un excedente de vitamina D. La mayoría de las leches vienen enriquecidas con esta vitamina; sin embargo, el cuerpo es capaz de producirla por sí solo al exponernos al sol.

Según la investigación, otro factor que puede incidir en el aumento de la incidencia de cáncer de seno es la alimentación. La alimentación en países orientales es muy diferente a la de los países occidentales, donde por lo general se come mucha azúcar, harinas procesadas, carnes y comida chatarra, lo cual se une a un bajo consumo de frutas y verduras.

Otro factor que pudiera aumentar el riesgo de padecer de cáncer de mama es el uso de sostenes apretados. Acostúmbrate a quitar tu sostén una vez que llegues a casa, hacer esto, reduce en un 20% las posibilidades de padecer esta enfermedad.