Las pestañas postizas podrían causar ceguera

A veces la vanidad femenina llega a muchos extremos, para lucir bellas las mujeres, pueden someterse a cualquier cantidad de productos y tratamientos, que no siempre son naturales y saludables para el organismo y que aunque logran lucir espectaculares, al cabo de algún tiempo pueden llegar a ocasionar efectos adversos dejando que la belleza se desvanezca rápidamente y el uso de las pestañas postizas es una de esos.

Las pestañas postizas se han vuelto muy populares en los últimos tiempos, y aunque al principio, las mujeres solían colocarlas para ocasiones especiales, muchas mujeres han optado por usarlas de manera permanente, existen algunas más dañinas que otras, sin embargo todas pueden ocasionar daños a tus ojos si son utilizadas muy frecuentemente.

Las pestañas postizas, desventajas de su uso

Las pestañas postizas han obtenido gran popularidad en los últimos tiempos, las mujeres suelen lucir espectaculares, con las extensiones largas y abundantes, sin embargo su uso frecuente, pueden causar daños irreversibles a los ojos.

las pestañas postizas

Es importante que las mujeres conozcan las desventajas de utilizar pestañas postizas, pues deben tener en cuenta hasta qué punto están dispuestas a verse como las artistas o cantantes famosas y estar consiente, que incluso ellas han sufrido de reacciones alérgicas por el uso de estas extensiones, más que todo por el pegamento que se utiliza para colocarlas, el cual puede llegar a ocasionar un inflamación importante de los parpados.

Estas extensiones de pestaña son elaboradas comúnmente con materiales sintéticos individuales que son muy parecidos a las pestañas reales, estas pequeñas fibras sintéticas son pegadas individualmente a las pestañas naturales de la persona y el pegamento que se utiliza para realizar esto, por lo general, contiene formaldehído, látex de caucho o cualquier otro pegamento aceptable biológicamente.

Aun cuando los pegamentos contienen sustancias biológicamente aceptables, pueden ocasionar alergias, y por otra parte, en la actualidad existen pestañas muy costosas, las cuales poseen en sus extremos pequeñas joyas decorativas, las cuales pueden ser aún más riesgoso su uso que las tradicionales y aunque parecen ser muy glamorosas y divertidas, su uso por tiempo prolongados pueden causar lesiones en los párpados y ojos, como por ejemplo rayar la córnea de los ojos.

Por otro lado cuando las extensiones para pestañas son despegadas puede causar un debilitamiento considerable en las pestañas naturales de la persona que las usa, incluso puede llegar a ocasionar alopecia por tracción, debido a un gran daño ocasionado en el folículo piloso evitando que la pestaña vuelva a crecer.

Por otra parte, si las pestañas postizas son utilizadas constantemente y no se despegan a tiempo, pueden acumular suciedad en ellas, causando irritación e infecciones, por las bacterias contenidas en ellas, al respecto la Academia Americana de oftalmología (AAO), realiza una advertencia sobre su uso, afirmando que poseen un peligro potencial para infecciones de córnea y párpados, inflamaciones y pérdida temporal o permanente de las pestañas.

Si después de todo esto, aun prefieres tomar el riesgo de colocarte unas pestañas postizas, te recomendamos que lo hagas  estrictamente con esteticistas certificados, que puedan asegurarte el uso de los productos menos dañinos que existen en el mercado para lucir unas pestañas largas y voluminosas.