Qué significan los espasmos en los ojos

¿Alguna vez has sentido que de repente tu ojo te palpita?. Si es así, lo que sientes son espasmos en los ojos. Este síntoma no es nada bueno, hoy te explicaremos porqué.

Aunque bien es cierto que en ocasiones los espasmos en los ojos son esporádicos, en otros casos, pueden volverse frecuentes. Muchas personas experimentan estas palpitaciones en los ojos de forma constante y hasta se acostumbran a vivir con esta molestia. Si esto es así, puede que se trate de una condición de cuidado y que se requiera atención médica. Continua leyendo para descubrir qué pueden significar estos espasmos.

Espasmos en los ojos ¿Por qué no son buenos?

Es posible que alguna vez en tu vida hayas experimentado espasmos en los ojos. Este se manifiesta como una contracción del ojo y las zona a su alrededor. Puede sentirse como una palpitación. Muchas veces cuando esto ocurre quienes nos rodean suelen jugarse diciendo con tono supersticioso  “eso significa que verás lo que deseas”, luego la molestia pasa y todo queda en el olvido.

Espasmos en los ojos

Sin embargo, en otras ocasiones, estos espasmos en los ojos pueden ser muy molestos, continuos y durar mucho más tiempo del que esperamos. Es posible que se hagan presentes después de pasar muchas horas leyendo, viendo televisión o al frente del computador. Aunque estas contracciones no son dolorosas, si duran mucho tiempo y son continuas, quizás debamos preocuparnos.

¿Qué causa los espasmos oculares?

Si has padecido alguna vez esta molestia y has ido a algún especialista, debes saber que estas contracciones no tienen una única causa. Esto es porque son muchos los factores que pueden afectar los nervios alrededor de los ojos y producir estos espasmos.

Entre una de las causas más frecuentes y de menor importancia se encuentra el estrés y la fatiga. También, es posible que el consumo en exceso de ciertas drogas o sustancias estimulantes tales como el café, el cigarrillo y el alcohol puedan producir estas contracciones oculares. Una tercera causa, es la presencia de alergias a ciertas sustancias que pueden irritar los ojos.

Por otro lado, muchas personas experimentan estos espasmos sin causa aparente. Sin embargo, existen dos afecciones neurológicas de importancia que pueden estar relacionadas con este síntoma:

Blefaroespasmo: Esta es una enfermedad poco frecuente que se desarrolla en edad adulta y con mayor frecuencia en el sexo femenino. Se manifiesta con parpadeos anormales en los ojos. Aunque esta enfermedad no es dolorosa, cuando no es tratada a tiempo puede producir otras complicaciones, tales como: sensibilidad a la luz, visión borrosa y contracciones musculares en el rostro.

Esclerosis lateral amiotrófica: también conocida como la enfermedad de Lou Gehring.

Si los espasmos que experimentas en los ojos no son frecuentes y pasan rápidamente no tienes por qué preocuparte. Pero consulta al médico si:

  • Se repiten los espasmos diariamente durante una semana continua.
  • Necesitas cerrar el párpado debido a los espasmos.
  • Las contracciones se extienden a alguna parte de tu rostro.
  • Tienes los ojos irritados, hinchados o le aparecen manchas de color rojo.
  • Notas que tus párpados se han caído.