Blanquea, elimina las bacterias y deja como nueva tu ropa blanca sin usar químicos costosos

Las toallas son útiles en nuestros hogares de muchas maneras: para secarnos después del baño, lavarnos las manos o ir a la piscina. El uso frecuente de las toallas, hacen mella en su apariencia. Poco a poco van perdiendo el color, la forma e incluso llegan a acumular malos olores. Hoy te enseñaremos un truco para lavar tus toallas viejas y dejarlas como nuevas.

Si al utilizar nuestras toallas, notamos que empiezan a despedir malos olores al poco tiempo de empezar a usarlas, esto seguramente se debe a que han acumulado bacterias y restos de jabón que son difíciles de eliminar mediante un lavado corriente. Sigue leyendo para que descubras como renovar tus toallas.

Toallas viejas como nuevas con un fabuloso truco

El remedio que te mostraremos hoy para convertir tus toallas viejas en toallas nuevas, está basado en dos ingredientes muy comunes en todos los hogares: bicarbonato de sodio y vinagre blanco. Empecemos por explicar por qué es tan útil tener estos ingredientes en tu hogar.

Toallas viejas

El bicarbonato de sodio es  un ingrediente bastante frecuente en casi todos los hogares. Sus usos son muy variados, es utilizado para aliviar una gran cantidad de enfermedades, también en la gastronomía, especialmente en la elaboración de postres, y para la limpieza del hogar. Seguramente, desconocías que este producto también es capaz de neutralizar los olores.

El vinagre blanco, por su parte, es utilizado frecuentemente como aderezo para las ensaladas, como desinfectante de los alimentos y con fines de limpieza en el hogar. En esta receta, cumple un papel importante pues es capaz de arrancar los residuos de jabón de las toallas viejas. Veamos cómo preparar esta receta.

Solución para lavar las toallas viejas

En primer lugar, deberás cerciorarte de que posees los ingredientes en tu despensa, en realidad los productos que te mencionaremos, nunca deben faltar en tu cocina. Puedes hallarlos en cualquier supermercado.

Ingredientes

  • Una taza de vinagre blanco
  • Media taza de bicarbonato de sodio.
  • Agua caliente.

Modo de Uso

Coloca las toallas viejas en la lavadora y agrega el agua caliente hasta que las cubras. Si posees calentador puedes encenderlo para que el agua de la lavadora esté caliente, si no, hierve el agua en una olla y viértela manualmente en la lavadora, de manera que el nivel del agua sobrepase a las toallas. Es probable que debas repetir el proceso individualmente para cada una de las toallas que desees lavar.

Luego, agrega la taza de vinagre e inicia un ciclo completo de lavado. Una vez finalizado este ciclo, repite la operación agregando nuevamente agua caliente, pero ahora con el bicarbonato de sodio. Programa nuevamente el ciclo completo de lavado y una vez que termine, saca las toallas y colócalas al sol, en un lugar ventilado.

Si deseas que tus toallas tengas un agradable olor, puedes realizar un último ciclo, sólo de enjuague con el suavizante de tu preferencia.

Verás que con este truco todas tus toallas viejas lucirán como el primer día; y lo que es mejor tendrán un olor muy agradable.

Esperamos haberte facilitado un poco tus tareas diarias con este maravilloso truco. No olvides compartirlo con tus amigos y familiares a través de las redes sociales.