Descubre la cura del limón para mejorar y depurar tu salud

Cuando nos sentimos enfermos recurrimos al médico, quien nos ofrece un diagnóstico y un tratamiento pertinente a base de medicamentos químicos.

Sin embargo, como dice la frase popular, es mejor prevenir que curar. Pero, ¿qué hacemos para prevenir enfermarnos? La clave está en llevar un estilo de vida saludable y una dieta equilibrada.

Entre los hábitos a adoptar para estar sano, te recomendamos la cura del limón, la cual ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico de forma natural y efectiva. No obstante, ten en cuenta que no se trata de un remedio mágica, sino que la cura del limón nos permite alcanzar un equilibrio interno que se verá reflejado en el exterior.

Si estás interesado en incorporar la cura del limón a tu vida, continúa leyendo porque en este artículo te enseñaremos todo sobre ella.

Beneficios de la cura del limón para mejorar la salud

limón

El limón es, sin duda alguna, un súper alimento. Esto es así porque esta fruta contiene los niveles adecuados de agua, vitaminas y minerales, aportando una escasa cantidad de grasas y azúcares. Además, el limón se diferencia de las demás frutas por ser una fuente rica en vitamina C, ácido cítrico y ácido málico.

Debido a su alto nivel de acidez, el limón no le sienta bien a todas las personas. Sin embargo, la clave está en encontrar cuál es la dosis justa para cada uno.

En este sentido, si cuando haces la cura sientes que la dosis de limón es demasiado para ti, reduce el jugo de limón a la mitad o agrégale más agua.

Podrás notar que cuando comiences a beber esta cura a diario, tu organismo cambiará completamente para bien. Sin embargo, debes ser tú el que encuentre la dosis de limón perfecta para ti.

Entre los beneficios que la cura del limón tiene para nuestro cuerpo contamos con:

1. Mayor alcalinidad para el organismo

Tener un organismo alcalino es muy beneficioso por diversas razones. Esto es así porque la gran mayoría de los alimentos que consumimos a diario tienen componentes que actúan como acidificantes (refrescos, azúcar, harinas refinadas, pizzas, bollería industrial, carnes rojas, arroz blanco).Su consumo provoca que nuestras células deban trabajar más arduamente para eliminar todos los tóxicos y residuos orgánicos que tienen este tipo de alimentos, provocando un exceso de trabaja para nuestros riñones e hígados y una sangre más turbia.

Entonces, ¿qué función tiene le limón en todo ello? Pues, el limón nos ayuda a conseguir un pH equilibrado. Esto se logra gracias a que la alcalinidad nos brinda una regulación interna que nos permite absorber los minerales en aquellos lugares donde no hay depósitos de tóxicos y grasas que hagan más difícil la circulación de la sangre.

Así, incorporando el limón a nuestra dieta diaria podemos conseguir un organismo más alcalino que sea capaz de mantener nuestra buena salud.

2. Mineralización y depuración del organismo

Muchas personas no consumen limón porque creen que su “acidez” ataca a los huesos y reduce el nivel de glóbulos rojos en sangre. No obstante, en realidad sucede lo contrario debido a que esa supuesta “acidez” del limón cuando llega a nuestro estómago se transforma en un alcalino lo cual, como mencionamos con anterioridad, permite que asimilemos los nutrientes más favorablemente.

Si padeces de anemia, por ejemplo, el limón te ayuda a absorber fácilmente el hierro que necesita tu cuerpo gracias a sus altos niveles de vitamina C.

Además, la gran cantidad de vitaminas y minerales que posee el limón nos ayudan a mejorar el funcionamiento del sistema inmunológico al fortalecer las defensas, permitiéndonos hacer frente a las diversas enfermedades que nos puedan aquejar.

Asimismo, la cura del limón ayuda a lograr una depuración del organismo debido a que favorece la digestión de las grasas, actúa como un desinflamante y permite eliminar las sustancias toxicas naturalmente por medio del sistema digestivo.

3. Mejor funcionamiento del corazón

El limón es uno de los más poderosos antioxidantes naturales. Por esta razón, la cura del limón te ayudará a mejorar la salud de tus venas y arterias debido a que regula los niveles de colesterol malo (LDL) en la sangre, reduce el riesgo de padecer hipertensión, elimina la placa de grasa que se acumula en las arterias y permite que venas y arterias se vuelvan más elásticas.

Descubre la cura del limón para mejorar y depurar tu salud

tomar-jugo-de-limón-500x334

Ingredientes

  • Jugo de medio limón orgánico
  • 200 ml de agua (un vaso)

Preparación

  1. Consigue un limón orgánico. Quizás este paso te parezca que puede evitarse, pero la realidad es que hoy en día los limones que no son orgánicos pierden la mayor parte de las vitaminas y minerales que caracterizan a esta fruta. Por esta razón, asegúrate de conocer la procedencia del limón y de que haya sido cultivado sin pesticidas.
  2. Luego calienta 200 ml de agua. Fíjate que quede tibia porque esto ayuda a potenciar los beneficios medicinales del limón. Evita mezclar el limón con agua muy fría o muy caliente.
  3. Exprime medio limón para obtener su jugo y mezcla bien con el agua tibia.

Modo de uso

Bebe la cura del limón por cuatro días seguidos estando en ayunas y con el estómago vacío. Descansa una semana, vuelve a realizarlo por cuatro días más, y así sucesivamente.

Si sientes que el jugo de medio limón es demasiado para ti, reduce la cantidad de limón o diluye con más agua. Ten en cuenta que la cura del limón también ayuda a tratar la gastritis.

Si bien el limón nos parece ácido, cuando ingresa a nuestro cuerpo se convierte en un alcalino que permite neutralizar la acidez que provocan otros alimentos. Si estás pensando en iniciar un nuevo estilo de vida saludable, no dudes en incorporar la cura del limón a tu rutina habitual.