Conoce las prácticas que perjudican la salud de la vagina

Todas las partes de nuestro cuerpo requieren un aseo adecuado y regular. Sin embargo, no todas las partes de nuestro cuerpo se asean de la misma manera. Por ejemplo, la forma como limpias tu cutis no es la misma de como aseas el resto de tu cuerpo. La vagina, no es la excepción, al ser un área muy delicada, es necesario cuidarla de una forma especial; de lo contrario la salud de la vagina puede verse afectada.

Si no le damos a la vagina la higiene de la forma más correcta, es probable que alteremos su flora bacteriana, lo cual puede traer consigo infecciones vaginales o la aparición de hongos. Por ello, hoy te hablaremos sobre algunas costumbres muy populares que pueden dañar la salud de la vagina.

La salud de la vagina: costumbres que pueden perjudicarla

Conocer cómo cuidar la salud de la vagina, nos ayudará a mantenerla sana y libre de infecciones, lo cual redundará en una mejor salud de todo nuestro organismo. A continuación, explicamos como algunas prácticas comunes pueden dañar tu salud vaginal.

La salud de la vagina

1. Limpieza interior de la vagina

La vagina cuenta con un sistema auto limpiante; es decir, tiene los mecanismos para limpiarse sola en su parte interior; por ello no es correcta la práctica de limpiar la vagina interiormente. La higiene de la vagina debe limitarse a la zona de la vulva. De lo contrario, es posible que la flora bacteriana que ésta tenga sea alterada de alguna manera.

La flora vaginal está formada por ciertos lactobacilos que viven en un medio ácido, donde otras bacterias no pueden sobrevivir. La costumbre de limpiar la vagina por dentro, puede afectar a la flora bacteriana o alterar el PH de la vagina, el cual debe mantenerse alrededor de 4 para evitar la reproducción de bacterias.

2. Utiliza el jabón correcto

El jabón que utilices para el aseo vaginal, debe ser adecuado para ello. Algunos jabones tienden a resecar la piel o pueden modificar el PH vaginal. Por ello, escoge para la higiene vaginal un jabón de PH neutro; por ejemplo puedes usar un jabón de aceite de oliva o glicerina.

3. Utiliza únicamente agua y jabón neutro

Hoy en día, se comercializan gran cantidad de jabones para la higiene íntima. La gran mayoría de los ginecólogos coinciden, en que el uso de tantos químicos no es necesario. Basta con realizar el aseo con agua y un jabón neutro.

4. Aseo vaginal sólo una vez al día

A la hora de limpiar la vagina, no es aconsejable hacerlo varias veces al día. Con limpiarla una vez al día con agua y jabón es suficiente. Si sientes la necesidad de limpiar tu vagina más de una vez, hazlo sólo con agua. La piel de la vagina es muy sensible y puede romperse fácilmente al lavarla con demasía.

5. Baños de vapor

Últimamente los baños de vapor están ganando mucha popularidad. Se acostumbra utilizar ciertas hierbas para ellos. Sin embargo, es necesario saber que algunas hierbas pueden afectar la salud de la vagina. Además, es necesario controlar la temperatura del vapor, ya que una temperatura muy elevada puede afectar el PH vaginal.

6. El uso de esponjas

Como ya lo mencionamos, la piel de la vagina es muy delicada, por lo que el uso de esponjas en la higiene íntima está desaconsejado. Tampoco se aconseja el uso de guantes o productos exfoliantes. No utilices nada que pueda dañar la mucosa de la vagina.