Aprende a prevenir y aliviar naturalmente el dolor de espalda

El dolor de espalda; es uno de los padecimientos más frecuentes hoy en día. En esta era tecnológica, es común ver, aún a los más pequeños, pasar muchas horas frente al ordenador, la tv o los juegos de video. Todo ello conlleva un esfuerzo adicional de nuestra espalda.

Aunque no hay factores únicos que puedan asociarse con el dolor de espalda; si existen algunos factores de riesgo que pudieran incidir en su aparición; entre ellos: la edad, sedentarismo, sobrepeso, herencia, el tipo de trabajo que realizamos, enfermedades subyacentes, tabaquismo, embarazo y problemas en la columna vertebral.

El dolor de espalda, cómo prevenirlo y aliviarlo

Para prevenir el dolor de espalda podemos aplicar ciertas técnicas que nos ayudarán. A continuación, te damos algunas recomendaciones.

el dolor de espalda

Duerme boca arriba o de costado. Así como el cuerpo necesita del sueño para reponerse; también tu espalda requiere de descanso. Por eso, si al dormir adoptas una postura en la que no quede relajada, a la larga padecerás de dolor de espalda. La posición ideal para dormir, según los expertos, es la posición fetal.

Haz abdominales. Aunque no lo creas, los abdominales no son útiles sólo para tener un cuerpo esbelto y un vientre plano; también, pueden ayudar a mantener el tono muscular de tu espalda, fortaleciéndola para no sufrir de dolores en el futuro. También se aconseja realizar otros tipos de ejercicio como la natación, Pilates o caminar a paso ligero.

Utiliza el colchón y almohada adecuados. Tanto el colchón como la almohada deben estar en buen estado y respetar la curvatura natural de la espalda. Ambos, son importantes para mantener la buena salud de tu espalda.

Reduce el estrés. Hoy en día el estrés es el causante de muchos de los problemas de salud más frecuentes. En muchos casos, el dolor de espalda se debe a estrés acumulado.

Mantén un estado de ánimo positivo. Otro factor a considerar es el estado de ánimo. Se ha determinado que el 70% de las personas que sufren depresión, padecen de dolores de espalda. Por ello, procura dejar de lado la ansiedad y los pensamientos negativos.

Cuida tu postura. En tu entorno laboral debes tener cuidado con la postura que adoptas; tanto al estar frente al ordenado, como al cargar objetos o realizar cualquier actividad. Procura siempre mantener tu espalda recta y apoyada  completamente en el espaldar. Si es posible utiliza asientos ergonómicos.

Si te encuentras aquejado de dolor de espalda, aquí te recomendamos algunos remedios caseros que han demostrado su eficacia.

  • Masajes de alcohol con romero: coloca unas ramitas de romero en un frasco de alcohol; deja macerar por 7 días; luego utiliza el ungüento para hacerte un masaje en la espalda.
  • Almohadilla de castaña de India: prepara un cojín con un poco de tela e hilo, rellenándolo con castañas de India frescas y molidas y colócalo en la zona donde tienes el dolor.
  • Infusión de Salvia: hierve 1 litro de agua con dos cucharadas de hojas de salvia durante 10 minutos. Cuela y deja enfriar. Bebe esta infusión 3 veces al día.
  • Aceite de manzanilla: coloca flores frescas de manzanilla en una botella de vidrio, agrega aceite de oliva, tápalo bien y colócalo al sol durante 2 semanas; consérvalo en la nevera. Cuando tengas dolor puedes calentarlo un poco y untarlo en la parte afectada.
  • Cataplasma de aguacate: coloca en un recipiente la pulpa triturada de un aguacate, una cucharada de semillas de eucalipto y una medida de ron. Mezcla muy bien hasta formar una pasta homogénea y aplica esta pasta en tu espalda con suaves masajes.