Seguro escuchaste muchas cosas de la leche de avena, pero esto fue lo que no te dijeron

La leche de avena, es una excelente opción, para las personas que desean reemplazar la leche de vaca, por intolerancia a la lactosa o alergias a alguno de sus componentes, esta leche que  te mostraremos a continuación es una bebida, que además de deliciosa, aporta muchos beneficios a nuestro organismo.

Los beneficios de la leche de avena, se deben a que es rica en minerales, nutrientes y vitaminas y si eres de las personas que cuida su figura, te ayudará a mantenerte saciada por largo tiempo, permitiéndote bajar y deshacerte de esos kilitos de más.

Leche de avena casera los beneficios que no conoces

Descubre cómo realizar la leche de avena, paso a paso, para que evites comprarla en los supermercados, así te aseguras, de que sea 100% natural.

leche-de-avena

 

¿Por qué preparar la leche de avena en casa?

Aunque en los  supermercados se suele conseguir esta leche, la única manera de aseverar que no contenga químicos, colorantes, saborizantes y conservantes, es haciéndola en casa, para asegurarnos  de que sea completamente sana, además de que, al prepararla en casa, podemos elegir como endulzarla, escogiendo entre las opciones más saludables, como lo son: la miel de abeja, el azúcar moscabada o stevia, o saborizarla con un poco de  canela o esencia de vainilla.

Propiedades:

Entre las propiedades de las que vas a disfrutar al consumir leche de avena, se encuentran las siguientes:

  • Contiene vitaminas del complejo B, tales como: B1, B2, B6, B3 y B12, también posee vitamina E, D y A.
  • Evita el estreñimiento, por su alto contenido de fibra.
  • Tiene un gran efecto saciante.
  • Posee muchas proteínas.
  • Es una excelente fuente de calcio, hierro, fosforo, potasio, sodio, cobre, omega 3 y magnesio.
  • Promueve la flora intestinal.
  • Reduce los niveles de colesterol.
  • Ayuda a controlar los niveles de estrés.
  • Ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre.
  • Es una excelente opción para las dietas reductoras.

Preparación:

Necesitaras los siguientes ingredientes:

  • Una taza de avena de grano entero, orgánica y sin gluten (preferiblemente)
  • Dos tazas y media de agua
  • Dos cucharadas de azúcar moscabada, stevia o miel de abejas pura, la que prefieras para endulzar
  • Un cuarto de cucharadita de sal marina
  • Una cucharadita de esencia de vainilla o de canela, la que más te agrade
  • Una cucharada de aceite de coco

Para prepararla, sigue los siguientes pasos:

  1. Coloca la avena en un envase con agua y déjala remojando de un día para otro, o al menos media hora, pero lo mejor es dejarla remojando toda la noche, para que se ablande.
  2. luego se debe licuar la avena remojada con el agua, es muy importante que esto se encuentre bien mezclado, así que licua el tiempo que sea necesario para que quede lo más fino posible.
  3. La sal marina es indispensable, para la preparación, ya que la hace mucho más agradable al paladar.
  4. Luego añade los demás ingredientes y continúa mezclando en la licuadora por unos segundos más para que se integren a la mezcla.
  5. Para finalizar, cuela la preparación para que obtengas la leche de avena, te recomendamos utilizar un colador de tela con orificios bien menudos para que consigas una preparación de textura ligera y agradable.
  6. Si deseas que la consistencia sea más líquida, sólo debes agregarle un poco más de agua hasta lograr la consistencia deseada.
  7. Para su conservación colócala en una botella de vidrio con tapa y ponla en la nevera.
  8. Si lo deseas puedes beber caliente o añadirla una receta de galletas o tarta, para sustituir la leche de vaca.
  9. Esta leche dura aproximadamente 5 días.