Elimina las arrugas, acné y espinillas, con el uso de esta mascarilla facial

Hombres y mujeres, luchan constantemente para mantener un rostro impecable, eliminar las arrugas y acabar de una vez por todas con el acné y las espinillas, además de por cuidar su apariencia, es porque en el ser humano, hay un temor inmenso a envejecer y aun cuando, en oportunidades no tenemos la edad para tener tantas arrugas en el rostro, hay otros  factores que intervienen y que no permiten que luzcas joven.

Entre los factores que intervienen para lucir un rostro jovial y saludable se encuentra la alimentación, el consumo de agua, problemas hormonales y excesos en el consumo  de bebidas alcohólicas y el fumar cigarrillos, todo estos factores pueden hacer que tu piel se manche y luzca cansada y con arrugas.

Elimina las arrugas, el acné y las espinillas con esta increíble mascarilla facial

En esta oportunidad te  mostraremos como realizar una máscara facial, completamente natural que te permitirá eliminar las arrugas, al mismo tiempo que te liberaras del acné y las espinillas.

eliminar las arrugas

La buena noticia es que existe un remedio para eliminar las arrugas de manera natural y rápida y sobre todo económica, para la cual no tendrás que salir de tu casa y su eficacia se debe a los componentes de sus ingredientes, esta mascara facial es en base a la miel de abejas, la cual ayuda a mejorar el flujo de sangre en la piel y promueve la regeneración celular.

Mascarilla facial para eliminar las arrugas

A continuación te mencionaremos los ingredientes que vas a necesitar para preparar esta grandiosa mascarilla:

  • Una cucharadita de miel de abejas orgánica
  • Una cucharadita de jugo de limón fresco
  • Media cucharadita de canela en polvo
  • Media cucharadita de nuez moscada rallada

Preparación:

Su preparación es bastante sencilla, debes poner todos los ingredientes en un bol y mezclar hasta conseguir una consistencia homogénea, la textura resultante será pastosa, sin embargo, si posees una piel muy delicada, debes diluir un poco el limón en agua o eliminarlo, para evitar irritaciones, si vas a colocar agua, entonces debes colocarle un poco más de miel para lograr la textura pastosa, que facilitará su uso.

Las propiedades de esta mascarilla se debe principalmente a que la miel tiene la capacidad de ampliar los vasos sanguíneos, por lo que las personas que sufren de enfermedades vasculares no deben utilizar esta mascarilla, con miel, sin embargo, la miel puede ser sustituida por arcilla blanca o verde, utilizando la misma porción que indica la receta, sin embargo debes utilizar un poco de agua para lograr una textura más fina y mezclar bien para evitar grumos.

Esta mascara sólo es recomendable para utilizar en el rostro y con mucho cuidado con los ojos y el área de la boca y se debe dejar actuar durante 30 minutos, luego se retira con agua tibia y se coloca agua fría para cerrar los poros y para finalizar, es muy importante utilizar una crema hidratante, te recomendamos no utilizar mascarillas exfoliantes mientras realizas este tratamiento ya que te puede irritar y dañar la piel.