10 Consejos para cuidar tu casa y tener un hogar sano y libre de energías negativas

Quizás te ha ocurrido que cuando entras a tu casa enferma, percibes una extraña e inexplicable sensación de pesadez, muy parecida a esa que aprecias cuando estás al lado de ciertas personas. Eso se llama energía negativa, la que convierte a nuestro hogar en un lugar hostil, desagradable y de donde te provoca huir, en vez de quedarte a descansar.

Eso nos ha pasado a todos, y no solo en nuestros hogares. También lo hemos sentido en el lugar de trabajo, de estudios y en casi todos aquellos sitios que frecuentamos. Sin embargo, en el caso particular del lugar que habitamos, hay que prestar atención a ciertas situaciones que generan negatividad. Tal vez ese sea tu caso, que estés originando energías negativas y no lo sabes.

Por ejemplo, las discusiones con tu pareja o con las personas que viven bajo tu mismo techo, pueden dejar secuelas energéticas dentro de la casa enferma. Así mismo, individuos que constantemente van por la vida viendo todo de manera negativa, con pesimismo, a quienes la desesperanza arropa, dejan estelas muy desfavorables.

CONSEJOS PARA CURAR TU CASA:

Lo primero y más importante es que encomiendes tu casa a Dios, Jehova es el unico que puede darte la paz mas pura que puede un ser humano experimentar. Busca de Dios y el te hara descansar.

¨Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar¨ Mateo 11:28

Otros consejos que puedes utilizar en tu casa para hacerla placentera y llena de energias positivas son las siguientes:

1. Juega con los colores

Los colores son excelentes para romper las rutina. Utiliza la gama de los fríos para los dormitorios o zona de descanso y los más enérgicos para zonas donde hay más movimiento como el comedor o la sala.

2. Saca la electricidad de tu habitación

Debes evitar todos los aparatos eléctricos tales como el ordenador, la tv, los móviles y cualquier cosa que emita ondas que alteran tu descanso. También saca los libros de la habitación. Esta es tu área de descanso y debes estar alejada de cualquier indicio de actividad.

3. Cuida la ventilación

Las casas necesitan respirar, es necesario que ventiles tu casa todos los días aunque sea un poquito para que el aire se renueve. Los buenos olores aumentan tu energía vibración y mejoran tu estado de ánimo. Puedes colocar velas, inciensos, aceites esenciales, lo mejor son los productos naturales, nada de químicos.

4. Tu área de descanso

Haz de tu habitación un lugar que invite al descanso y a la reconexión. Ubica un espacio donde puedas meditar, relajarte, leer un libro o simplemente descansar. Coloca una mecedora, una lámpara, un cojín y una manta, haz que todo inspire a la relajación y al descanso.

5. Coloca objetos que te inspiren buena onda

Olvídate de todos los objetos que te traen malos recuerdos, puedes donarlos o tirarlos. Deshazte de fotos que te produzcan emociones de tristeza o melancolía, mejor coloca las que te traigan buenos recuerdos o simplemente quítale todas. Decorar con objetos que te transmitan buenas sensaciones, solo tú sabes lo que te motiva.

6. El minimalismo

Menos es más. Esas casas que siempre estaban abarrotadas, además de estar pasadas de moda, también producen agobio y estrés. Lo mejor es tener lo esencial para habitar en ella. Si tienes una casa muy pequeña tener los necesario para que se vea más grande.

7.Haz que entre más luz

Muchas veces hemos escuchado que la luz es vida, energía y alimento. A nadie le gusta una casa oscura. Es fundamental que tu casa tenga luz para respirar vida, sin embargo un exceso de luz puede llegar a perjudicar tu descanso, todo debe ser en la medida justa. Si te gusta andar siempre a oscuras debes tener cuidado, eso puede ser un síntoma de depresión, observate.

8. Mantén el orden y la limpieza

El sucio y el desorden generan caos, dispersión y fatiga. Si tu casa está desordenada, sucia o sientes que está abarrotada no te queda más remedio que practicar el desapego, tira, bota o dona todo aquello que ya no te es útil o que no necesitas. Botar lo que no necesitamos es hacer espacio a nuevas cosas y proyectos que están por venir.

9. Haz tu cama todos los días

Hacer la cama todos los días, sirve como demostración de cuando empieza y cuando termina tu día. Según estudios las personas que hacen su cama regularmente son mucho más productivas.

10. Ten plantas naturales

Las plantas son sinónimo de vida y salud, coloca plantas naturales en tu casa. Si tu casa es grande o si tienes terraza o balcón puedes poner mas plantas y más grandes también. Para lugares más pequeños lo mejor también son las plantas más pequeñas. Las plantas con hojas redondeadas suavizan mucho más el ambiente.

Cuéntanos lo que piensas y déjanos tus comentarios en nuestra página de Facebook… Gracias por visitarnos. 😉

Disfruta de un hogar limpio

Si desarrollas cada uno de estos consejos, puedes asegurar que muy pronto comenzarás a disfrutar de un hogar limpio de cargas negativas, observarás cómo las tensiones y tirantez entre los habitantes de tu casa disminuirán. Además, resultará mucho más divertido estar en un hogar con más espacio ya que habrás salido de lo innecesario, y donde prevalezca el orden y la limpieza.

Finalmente para asegurarte de que tu hogar permanezca libre de energías negativas, escucha con frecuencia música relajante y a un volumen que no te perturbe. Periódicamente purifica tu casa a fin de que se mantenga limpia de cargas desagradables, usando velas aromáticas, aceites o sahumerios.

Evita a toda costa que la energía negativa regrese a tu casa; conserva tu hogar con la armonía que tú mereces, cuídalo como el objeto preciado que es. Se trata de tu refugio y allí debes sentir tranquilidad y protección.