10 alternativas naturales al ibuprofeno

El ibuprofeno actúa por inhibición de una proteína llamada ciclooxigenasa-2 (COX-2) y se encarga de bloquear la inflamación y la respuesta dolorosa y febril. Existen plantas que, como señala Neus Caelles, presidenta del comité científico de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac), pueden ejercer esta misma función y, por tanto, ejercer como una alternativa natural al ibuprofeno.

“Lo ideal sería hablar de fitoterapia y aromaterapia. Dentro de cada grupo, existen plantas o aceites esenciales que pueden mejorar algún tipo de dolor”. Aunque advierte de que “a pesar de la creencia equivocada de que las plantas medicinales no tienen efectos secundarios o interacciones con los medicamentos, en pacientes con enfermedades crónicas, debe evaluarse si pueden tomar una planta medicinal para el tratamiento del dolor”.

Con esta premisa en mente, la experta destaca que existen diferentes especies utilizadas en procesos dolorosos y las describe una a una:

1) Harpagofito (Harpagophytum procumbens)

“Es una planta herbácea perenne específica del sur del continente africano. Se trata de las plantas que tradicionalmente se han utilizado para el dolor”, explica Caelles.

Además de tener una función antiinflamatoria y analgésica, “hay estudios que apuntan a su eficacia en el tratamiento del dolor asociado a la artrosis, a la osteoartritis, la lumbalgia y otras afecciones osteoarticulares de origen reumático y no reumático”.

2) Ortiga (Urtica dioica)

Es una planta herbácea que se encuentra en zonas templadas. Caelles destaca su actividad antiinflamatoria y apunta que se ha estudiado su uso en el tratamiento del dolor por osteoartritis y artritis reumatoide”.

3) Uña de gato (Uncaria tormentosa)

Se trata de una especie originaria de la Amazonia. “Cumple funciones antiinflamatorias, antioxidantes  y potenciadoras del sistema inmunitario”. Su contenido en esteroles es el que le confiere la característica de antiinflamatoria.

4) Sauce (Salix sp)

Esta planta abunda en zonas húmedas. En su caso, “presenta actividad analgésica, antipirética, antiinflamatoria y antiagregante plaquetario”, apunta Caelles.

5) Cúrcuma

Como especia, la cúrcuma es ampliamente utilizada en la india y es un ingrediente del curri. “Además, contiene curcumina, que le proporciona la acción antiinflamatoria”.

6) Jengibre

Aunque se utiliza principalmente para náuseas y vómitos, el jengibre puede tener actividad antiinflamatoria.

7) Eucalipto

“La acción antiinflamatoria y analgésica se puede encontrar en el aceite esencial de Eucalyptus citridora (eucaliptus azul) por su contenido en citronelal (aldehído terpénico)”, explica la presidenta.

8) Árnica

En el caso de la árnica, es su contenido en helenalina el responsable de la acción antiinflamatoria.

9) Pimienta de cayena

También tiene acción analgésica y antiinflamatoria, gracias a su contenido en capsaicina.

10) Dieta rica en omega 3

Además de todas estas plantas, Caelles subraya que “una dieta rica en omega 3 y la disminución de la ingesta de omega-6 puede ayudar en los procesos inflamatorios”.